Vigilancia de la Salud

Imagen de Vigilancia de la saludLa vigilancia en salud (VS) se ha definido como el seguimiento de los principales problemas o determinantes de la salud mediante la recogida sistemática, integración, análisis e interpretación y la utilización y difusión de esta información, entre quienes necesiten conocerla para desarrollar actuaciones orientadas a mejorar la salud.

Este concepto de la VS es recogido en la reorientación de las políticas de vigilancia de la salud del II Plan de Calidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, 2005-2008. Este proceso clave establece como misión para la vigilancia de la salud, hacer posible la planificación y evaluación de las políticas de la Consejería de Salud dirigidas a la promoción y protección de la salud, la prevención de la enfermedad, y la atención sanitaria a los ciudadanos y las ciudadanas de Andalucía.

La VS cumple, por tanto, una función imprescindible para la SP, en la medida en que aporte información valiosa para la toma de decisiones y orientar los programas, servicios sanitarios y las acciones intersectoriales para mejorar la salud, a partir:

  • Del conocimiento de la distribución y tendencias de enfermedades, determinantes en la población,
  • La identificación de poblaciones con riesgo elevado o necesidades especiales y otras desigualdades en salud, por exposición a riesgos, de género, geográficas, de accesibilidad o utilización de servicios sanitarios, etc. La gestión de alertas epidemiológicas, clusters, brotes o enfermedades emergentesLa evaluación de las intervenciones en SP y de los servicios.

En línea con los objetivos que establece el II Plan de Calidad, la gestión de la SP debe apoyarse en:

1. Un sistema de vigilancia de la salud eficiente, que haga posible disponer de información comparable y oportuna.

2. Capacidad para evaluar el impacto en salud de las acciones de gobierno, monitorizando indicadores de resultados en salud y análisis de desigualdades y con circuitos para hacer accesible la información a los responsables en la toma de decisiones.

3. Una red de alerta de salud pública acreditada conforme a criterios de calidad, sensible a las demandas sociales, y que dé una respuesta adecuada, urgente y continua.

Este desarrollo del concepto tradicional de la vigilancia, debe tener en cuenta las particularidades propias de las enfermedades crónicas y sus determinantes y añadirlos a los conceptos clásicos de la vigilancia de las enfermedades transmisibles. Por último, la VS tiene que enmarcarse en un modelo organizativo descentralizado vinculado al territorio y poblaciones definidas, que haga posible el análisis de la salud y la intervención en SP, adaptada a las singularidades locales, coordinada con los servicios asistenciales y que posibilite el trabajo interdisciplinar, potenciando espacios de coordinación interinstitucional, especialmente con las corporaciones locales.